CASO CLÍNICO Autor: Espinoza-Rueda M.A.

Introducción:

La prevalencia de MINOCA (Myocardial infarction with non-obstructive coronary arteries) a nivel mundial es del 6-8% como causa de Infarto agudo al miocardio (IAM). Aproximadamente ≥90% de los pacientes con tienen evidencia de enfermedad arterial coronaria (EAC) obstructiva. Sin embargo, el resto de pacientes con características de IAM, la angiografía temprana no revela un vaso ocluido de ≥50%, además de presencia de reforzamiento tardío en imagen de resonancia magnética (IMR) sugestiva de etiología isquémica.

Caso clínico:

Femenino de 61 años, hipertensa, cardiopatía reumática con sustitución valvular mitral hace 42 años con prótesis Björk-Shiley, en tratamiento con Losartan y Acenocumarina INR en rangos óptimos. Refiere disnea y angina de 6 meses de evolución en clase funcional III SCC, examen físico sin datos de falla cardiaca, con clic prótesis presente sin soplos; es hospitalizada en CMN “20 de noviembre” en el contexto de angina inestable, fue estratificado con estudio de medicina nuclear de riesgo alto más positividad clínica y eléctrica durante la fase de estrés (Figura 1), se realiza Coronariografía diagnostica sin lesiones significativas (Figura 2), se le realiza IRM compatible con etiología isquémica (figura 3). Ecocardiograma con prótesis normofuncional. Se realiza reserva de flujo coronario el cual se encuentra disminuido; el análisis en conjunto de los estudios realizados son compatible con MINOCA. Se ajusta tratamiento médico y se obtiene evolución satisfactoria.

Justificación:

En nuestro medio “MINOCA” es un reto diagnóstico, difícil de diferenciar con los estudios iniciales que se le realizan a los pacientes en el área de urgencia tales como: electrocardiograma, enzimas cardiacas, ecocardiograma; su presentación como IAM sin elevación del segmento ST es más frecuente que con elevación del segmento ST, por lo que estos pacientes deben pasar a una sala de hemodinámica de forma urgente. La realización de técnicas de imagen no invasivas tales como: IRM y perfusión miocárdica es de importancia en el diagnóstico y pronóstico en este grupo de pacientes, ya que la mortalidad no es inferior comparado con pacientes que tienen EAC obstructiva.

Diagnósticos diferenciales:

Es de importancia orientar el diagnóstico, tratándose de necrosis extensa con isquemia en contexto de MINOCA, por lo que se debe investigar enfermedad inflamatoria, espasmo coronario, trombofilia y disfunción microvascular, siendo esta ultima la etiología del cuadro clínico de nuestro paciente.

Conclusión:

Los pacientes con MINOCA conforman un reto diagnóstico en la actualidad, sin un diagnóstico que confirme su etiología, el pronóstico de estos pacientes es decremental, con mortalidad igual o mayor a los pacientes con enfermedad coronaria obstructiva. Debe darse importancia a los estudios de imagen con IRM y perfusión miocárdica sugestiva de necrosis e isquemia, reserva del flujo coronario disminuido en estos pacientes. En particular nuestro paciente cuenta con un diagnóstico específico con una respuesta satisfactoria al tratamiento médico.


Autor:

Espinoza-Rueda M.A.


Coautores:

Puente-Barragán A.C.

Martínez-Escobar M.D.C.

Guevara-Canceco A.P.G.

Escutia-Cuevas H.H.

Renteria-Valencia D.

Orozco-Guerra G.

Flores-Morgado A.

Campuzano-Pineda L.

Gómez-Leiva V.V.

Montes-Isunza H.E.

Rivas-Galvez R.E.


Clasificación del trabajo:

Caso Clínico


Área de interés o categoría:

Imagen Cardiovascular






5 vistas

Entradas Recientes

Ver todo